Pilares Básicos de la Medicina Tradicional China

El Qi:

• Es sustancia fundamental que forma parte de todos los seres vivos y del universo que se traduce como “energía vital”.
• El Qi está ligado a la sangre, gracias a la cual circula por los meridianos o canales energéticos armonizando el organismo.
• El Qi es la base del Yin y el Yang puesto que los cambios del Qi están representados por la alternancia y transformación del Yin-Yang.

La Teoría del Yin y el Yang:

• La filosofía taoísta describe en el Dào Dé Jīng (escrito por Lao Tse, año 400 a.C.) la figura del Dào (道) como una Consciencia Universal o Principio Inmutable a
través de la cual se ha creado todo lo que existe.
• El Dào presenta una dualidad opuesta pero a la vez complementaria que está en continuo movimiento: el Yin y el Yang.
• El Yin, según su significado etimológico, representa la cara sombría de la colina, y simboliza la quietud, la noche, la tierra, lo femenino, lo tangible y material.
• El Yang, según su significado etimológico, representa la cara soleada de la colina, y simboliza el movimiento, el día, el cielo, lo masculino, lo intangible e
inmaterial.
• Todos estos conceptos se incorporan en todas las cosas, por ello la MTC aplica esta teoría al organismo, identificando sus desequilibrios por un “exceso” de Yang
o una “deficiencia” de Yin, o viceversa.

La Teoría de los 5 elementos:

• Según algunos historiadores, la primera referencia aparece en la Dinastía Zhou (1122-249 a. C.)
• Utiliza los elementos de la naturaleza (Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua) para explicar las relaciones de crecimiento y decrecimiento del Yin y el Yang en un
plano material, pudiéndose aplicar en el ciclo estacional, las diferentes partes del día y también en el organismo; en definitiva, en cualquier fenómeno cíclico.
• Cada elemento tiene asociado un órgano, una víscera, una emoción, un olor, un sabor, una función, etc.
• Los Cinco Elementos tienen una interrelación destinada a la homeostasis y autorregulación del individuo.